martes, 30 de agosto de 2011

así son las cosas....

Cuando era pequeño le pedía todas las noches a Dios una bicicleta nueva.
Después, me dí cuenta que Dios no funciona de esa manera.

Así que robé una y le pedí que me perdonara.



Leer más...